MARTA E ISMAEL


Pareja bella donde las haya, Marta e Ismael me cautivaron desde el primer momento con su sencillez y disposición.

Estoy segura de que el sentimiento tan puro que se respiró durante ese día ayudó a espantar a la lluvia y permitió que un radiante sol brillara con la pareja.

Eso sí, tanta emoción no me lo puso fácil ya que acabé teniendo que hacer “click” con alguna lagrimilla en el ojo.

Día inolvidable para todos.